¿De donde viene el conocidísimo Croissant?

Pues el clásico pan que conocemos en mi país como cuernito, resulta que tiene un origen diferente y he estado engañado toda mi vida, ya que pensé que se le atañía su existencia a los españoles, resulta que esto no es así.

Resulta que en 1963 el imperio Otomano, lo que sería en la actualidad al espacio de Turquía, quiso invadir al imperio Austrohúngaro, pues en esa época era la entrada a Europa; así que Viena resistió un asedio de un muy largo periodo de tiempo, hasta que finalmente los otomanos fueron derrotados.

Así que en una ocasión de celebración los pasteleros de Viena hicieron un concurso para crear un pastel conmemorativo de aquella circunstancia; así que se convocó a un jurado el cual escogió un pan brioche en forma de media luna, el cual representaba al imperio Otomano.

Este pastel tuvo un éxito bárbaro no solo en la zona sino en toda Europa, pero más en Francia, el cual llamaron “Lune Croissant” que significa “Luna Creciente” pero el nombre era realmente largo, por lo que solo quedo como lo conocemos en la actualidad “Croissant”.