¿Qué significa que te llamen codo cuando eres tacaño?

Cuando una persona es realmente envidiosa y tacaña en México les llamamos “codos” esto es por no querer invitar algo o simplemente por que a pesar de que sabemos que la persona trae dinero no es capaz ni de invitar un chicle; pero nos hemos preguntado ¿de donde viene esta terminología?

El origen de esta palabra es algo muy curiosos y viene de principios del siglo XIX, cuando la gran mayoría de los pastores comercializaban su ganado con los vecinos del norte en los Estados Unidos, en donde  generalmente su recorrido hacia el norte era muy tranquilo y solían hospedarse de paso en la ciudad de Nuevo León; en alguna ranchería, pero el real problema era de regreso ya cuando no traían ganado, pues había ciertos bandidos que estaban al pendiente de estos individuos, incluso llegando a pensar que estos ladrones estaban vinculados con algún gringo que era el que daba  el pitaso de cómo eran las personas que acababan de vender su ganado y traían muchas monedas de oro con ellos.

Como este robo se hacía más frecuente algún personaje inventó una bolsa que se escondía entre la ropa y quedaba a la altura de la costilla, pues los maleantes generalmente revisaban las bolsas y zapatos de los ganaderos, así que cuando eran robados estos lo que hacían era apretar el codo para que las monedas en su costado no hicieran ruido y no fueran despojados de todo lo que traían, así que un día alguien fue sorprendido con las monedas al costado y los bandidos se dieron cuenta de la practica frecuente de los ganaderos de esconder su paga en estas bolsas, y ahora cuando uno de ellos era robado se le decía “afloja el codo” para poder robar en su totalidad a los campesinos.

Así es como se hicieron famosos los “codos” que eran los ganaderos defendiéndose de los maleantes, para que estos no les quitaran todas sus ganancias, así con el paso del tiempo la frase se fue adaptando a la gente que no quería soltar su dinero para absolutamente nada y bajo ningún motivo, incluso para comprarse algo para ella. Como se relacionaba a los ganaderos cuando se quedaban en Nuevo León para ir hacia el norte y vender su ganado, se relaciono también por eso a los regios como las personas más “codas”.