¿Qué significa la palabra Piñata?

La etimología de la palabra piñata viene del italiano pignatta.. ¿Y qué es la pignatta? Pues es una olla, aunque el nombre se lo debe a la palabra piñita porque se refiere a un jarro que tiene la forma de una pequeña piña. “Olla en forma de piña”.

El origen de las piñatas, viene del oriente al inicio del año chino en primavera, se llevaba a cabo una ceremonia en la cual los chinos elaboraban con papel la figura de un buey, la cubrían con papeles de colores y le colgaban herramientas agrícolas.
Los colores de la figura simbolizaban las condiciones en que se desarrollaría el año con respecto a la agricultura. Se rellenaban con cinco clases de semillas que caían cuando los reyes mandarines le pegaban a la piñata con varas de diferentes colores. Cuando ya estaba vacía, se quemaba y la gente trataba de obtener parte de las cenizas, pues consideraban que daba buena suerte para todo el año.

De China pasaron a Europa, llevadas por Marco Polo, ya por el siglo Xll eran en la tierra de los romanos una tradición que adoptó prontamente España.

A nuestro país traen los frailes franciscanos,  siendo ellos expertos en el arte de penetrar el mensaje por los ojos en los habitantes originales de nuestro país, logrando que tomara carta de nacionalización esta forma de explicar el camino del bien, rompiendo con el mal.

La piñata está hecha con una olla de barro cubierta con papel de colores brillantes y representa al demonio, que suele presentar al mal como algo llamativo para que cautive al hombre y ceda a la tentación.
La piñata clásica es como una estrella de siete picos que representan a los siete pecados capitales: soberbia, avaricia, lujuria, ira, gula, envidia y pereza.
Pegarle a la piñata con los ojos vendados representa la fe, virtud que nos permite creer sin tener que ver.
El palo con el que se le pega a la piñata representa a la fuerza de la virtud que rompe con los falsos y engañosos deleites del mundo. Las virtudes que hay que cultivar para vencer los pecados capitales son: contra la soberbia, la humildad; contra la avaricia, la magnanimidad; contra la ira, la paciencia; contra la envidia, la generosidad; contra la lujuria, la castidad; contra la gula, la templanza; contra la pereza, la diligencia. Con la ayuda de Dios, se destruye al mal y así se descubren los frutos que hay dentro de la piñata, que representan a las gracias de Dios.
El relleno de la piñata es símbolo del amor de Dios porque al romper con el mal, se obtienen los bienes anhelados.